El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

Una entrevista, un anécdota y un cuento | Por Manuel Serna

Juan sorroaca

  • Urge recuperar la seguridad: Joan Sarroca
  • En 2010 asesinaron a mi papá en el King Kong
  • Manifestaciones nos afectan a todos
  • COCENTRO es apartidista

SÁBADO 21 DE ABRIL DE 2018
07:58

La Entrevista:

Es urgente que la entidad recupere los niveles de seguridad que tenía hace apenas dos años, señaló el presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro, (COCENTRO), Joan Sarroca Rey.

El líder empresarial agregó en entrevista para tiempo.com.mx y puentelibre.mx que sin paz social, no puede desarrollarse ninguna actividad productiva y que el temor generado por la violencia limita cualquier acción ya sea social, económica o educativa.

Compartió el que en el año 2010 vivió una de las experiencias más dolorosas que puede enfrentar un ser humano al perder a su padre, Joan Sarroca Punsola, en un hecho violento dentro de su negocio, el estacionamiento King Kong.

Lamentó el paro magisterial e hizo un llamado a mentores y al gobierno, para que lleguen a los acuerdos necesarios y eviten que los comerciantes del Centro Histórico registren más pérdidas en sus ventas por los bloqueos.

Destacó que la agrupación es apartidista, que COCENTRO está integrado por comerciantes de todos los partidos y que ya en lo personal está a favor de los profesores a quienes se les debe apoyar y pagar con justicia lo que se les debe.

Afirmó que no hay problemas graves de acceso peatonal para visitar los establecimientos del Primer Cuadro a pesar del bloqueo y pidió a las autoridades de vialidad que dejen de llamar a la gente a no visitar el Centro Histórico.

El líder de esta agrupación de la Iniciativa Privada comenzó la entrevista así: Mi nombre es Joan Sarroca Rey, nací el 28 de marzo del 1985 en Barcelona España.

Soy catalán, blaugrana de corazón, y mexicano, hijo de Joan Sarroca Punsola, que en paz descanse, y de mi madre Rosalba Rey Domínguez.

Mi padre era español y mi mamá chilanga, ya que ella nació en la CDMX cuando mi abuelo materno quien es originario de aquí acudió a titularse como abogado.

Soy el mayor de dos hijos, mi hermana se llama Elizabeth, y en estos momentos está en Barcelona dedicada a la producción musical.

Ambos conservamos las dos nacionalidades, dado que luego de nacer en aquella comunidad, nos registraron también en el Consulado Mexicano.

La sociedad de Cataluña es muy progresista, en Barcelona hay una enorme actividad industrial y debido a las fuentes de empleo, existe una fuerte inmigración.

Me casé un 9 de agosto de 2014 con Martha Anais Martínez, es mexicana, una grandiosa mamá, excelente mujer y una gran esposa.

Su familia es originaria de Ojinaga, a mi me encanta acudir a visitarla.

Tenemos una hija, Antonella, cumplió un año tres meses el pasado jueves 19 de abril y estamos encantados porque hace un mes que camina.

Mi papá en España era licenciado en informática, muy dedicado a los números y matemáticas, trabajó para la transnacional IBM.

Antes de pensar en radicar en Chihuahua, él laboró con el Comité Organizador de la Olimpiadas de Barcelona en 1992.

Luego decidieron venir a esta urbe a poner un negocio, mis padres se conocieron aquí, en el Grupo Industrial Chihuahua de don Eloy Vallina.

En 1983 estuvieron en esta ciudad hasta que se fueron a radicar a España, donde nacimos, mi hermana y yo.

Permanecimos en Barcelona hasta que cumplí los 8 años, recuerdo que estuve hasta segundo de primaria en Cataluña.

Cuando nos dijeron que veníamos a radicara México, nos pareció difícil, pero ya habíamos estado en dos ocasiones para visitar a los abuelos, tíos y primos.

A finales de 1992 vino mi papá a esta capital y estuvo buscando terrenos en donde poner su negocio.

Es una empresa familiar y consiste en construir o acondicionar estacionamientos públicos.

Actualmente hay dos ubicaciones, el King Kong, que abrimos en 1993 y que está en las calles Rosales y 15a.

El tema en Chihuahua era que no existían estacionamientos verticales como el nuestro.

Mucha gente llegó a decirle a mi padre que no iba a tener clientes porque no había confianza en subir rampas.

Muy innovador, decidió emprender el proyecto, “en Barcelona la mancha urbana es más pequeña que la que ocupa Chihuahua, y cuenta con casi 3 millones de habitantes”.

Allá los edificios son verticales y los estacionamientos subterráneos o de varios pisos hacia arriba.

La movilidad urbana es totalmente diferente, el transporte público es muy eficiente y seguro, se pueden subir personas de alto y bajo nivel económico sin problemas.

La clase obrera y la ejecutiva conviven en los mismos medios de transporte.

Se vive principalmente en departamentos de no más de 80 metros cuadrados que cuentan con recamaras, sala, cocina y baño.

Sólo tienen un automóvil por familia, y son los menos, en eso Chihuahua es muy diferente.

Se usa mucho la motocicleta como medio de transporte, también la bicicleta, pero principalmente el transporte urbano.

Cuando llegamos a Chihuahua veníamos con muchas ilusiones pero también con grandes expectativas.

Mi mamá trabajaba en una empresa de Israel que fabricaba aparatos parta hospitales.

Habitamos una casa en Residencial Campestre, ahí nos inscribieron en la escuela del “Proyecto Montana”.

Ahí terminamos de estudiar la educación primaria, después quise entrar a la Etic 100 pero mis papás me llevaron a la secundaria, Isaac Newton.

Luego la preparatoria la estudié en Los Estados Unidos, estuve los tres años en una Academia Militar en Wisconsin.

Fue una de las mejores experiencias de mi vida estar en la Academia de St Jones, pese a que el clima era bastante frio.

Lo mejor que te dejan las escuelas Militares es una dinámica de independencia muy padre, ya que sales de tu casa y no hay quien te consienta.

Un instructor le dijo a un padre de familia que el cambio en los internos iniciaba desde el ingreso.

Todos eran militares veteranos y aunque no me llevaron por bien portado a esa escuela, si comprobé que el cambio empezó a las 24 horas de estar ahí.

Permanecí por tres años, pese a que el trato con mis padres era cursar sólo dos años de la educación media superior.

El último año me fue muy bien y me ofrecieron un buen puesto y decidí quedarme para mejorar el inglés y lograr la formación integral.

Fue una etapa increíble y nunca me voy a arrepentir de haber sido parte de la academia.

Éramos aproximadamente 400 alumnos y había alrededor de 60 mexicanos, aunque ninguno de Chihuahua.

Nos graduamos 37 y de ellos 13 fuimos mexicanos, nos fue muy bien, ocupamos cargos importantes.

Somos muy trabajadores y estoy seguro de que si los mexicanos tuviéramos las mismas oportunidades que hay allá seriamos de primer mundo.

Siempre estuve muy orgulloso de todos mis amigos mexicanos y puedo presumir que tenemos muy buenos reconocimientos de los americanos.

Allá los muchachos a los 18 años salen de sus casas y se van a estudiar y a trabajar y se van a donde salen las oportunidades.

A la mayoría de los jóvenes los padres no les paga sus estudios superiores y tienen que trabajar.

Cuando terminé, estando de nuevo en Chihuahua, el negocio ya tenía 10 años, estaba consolidado.

Mi mamá seguía trabajando en una empresa maquiladora por su mentalidad de ser productiva.

Lo digo de corazón que Chihuahua es una ciudad muy bonita, con una cultura de trabajo y de esfuerzo.

En México no existe otra urbe como la nuestra, lo digo de todo corazón.

En el último año fui líder de un grupo y al final del año obtuve el máximo reconocimiento a un capitán juvenil.

Esto conllevó a que me ganara una beca de 10 mil dólares para la Universidad si decidía estudiar allá.

Un amigo que competía conmigo por ganar la beca se metió al salón donde estaba la lista de los ganadores y me avisó del triunfo un día antes.

Cuando llegaron mis papás les adelanté que habría sorpresas.

A mi papá se le cayó la cámara de video de la emoción cuando me designaron ganador de la beca académica.

De regreso tenía pensado estudiar leyes pero al final me decidí estudiar Administración de Empresas en el Tec de Monterrey.

Aprendí muchas cosas como mejorar las condiciones de nuestra empresa familiar a la que estábamos acostumbrados a trabajar desde niños.

Desde entonces entregamos boletos, cobrábamos y visualizábamos los automotores…

Luego de que llegamos a México en 1993, se produjo el famoso error de diciembre en 1994 y la crisis financiera nos pegó duro.

Tenían mis padres una sociedad con gente de esta capital y tuvieron que adquirir la parte que les correspondía de ellos.

Para eso pidieron dinero al banco pero afecto seriamente a la familia.

Recuerdo que era una situación muy estresante, no sabía que estaba pasando, pero veía la tensión al grado de hasta ver la posibilidad de retornar a España.

Un tío le prestó dinero a mi papá y pagó el banco para salir de la crisis económica.

Desde 1993 el estacionamiento King Kong se fue acreditando en el gusto de la gente de Chihuahua.

El nombre se derivó del edificio Héroes de Reforma que era conocido como La Silla de King Kong.

Ahora aunque el edificio gubernamental ya no se le diga Silla de King Kong, el estacionamiento sigue con el nombre.

Con el tiempo en la Ojinaga y 5ª., compramos una casa abandonada y la acondicionamos como estacionamiento horizontal.

Está pavimentado, tiene malla ciclónica y tiene unos toldos azules para proteger los vehículos del sol.

En ese ocasión mi papá me dio la responsabilidad desde buscar los permisos, acondicionar el espacio de mil 300 metros cuadrados.

Un automóvil en esas condiciones de estacionamiento horizontal ocupa 18 metros cuadrados, pero en los verticales se llevan mucho más espacio.

Los terrenos en el Centro, bajita la mano andan por el orden de los 5 mil pesos el metro cuadrado.

Hacer un estacionamiento de más de mil 500 metros cuadrados y hacerle varios pisos es bastante costoso.

Por ejemplo el estacionamiento que está inconcluso en la Niños Héroes y Venustiano Carranza es muy necesario ya que existe un déficit de 3 mil 500 cajones.

Ese proyecto era de mil 500 espacios para automóvil y serviría bastante para abatir el rezago.

Donde está “El Piratón”, querían hacer una Plaza Comercial y del otro lado un cine y un museo, todas las obras tipo corredor.

De haberse consolidado el proyecto, hubiéramos quedado los del Centro Histórico en medio de dos polos, La Ciudad Judicial que quedó como edificio emblemático, aunque sea polémico, y por otro lado las obras inconclusas que complementarían a la Plaza del Mariachi.

Estaríamos hablando de otras condiciones para el centro…

El asunto es que todo está detenido, no sabemos qué pasó, lo bueno es que terminaron al menos La Plaza del Mariachi.

Todas esas obras son necesarias para la población, son centros de esparcimiento y de equipamiento urbano.

Es el estacionamiento, el centro comercial, el museo y el hotel en el Mirador de las Fuentes Danzarinas, lo que todavía falta.

No es posible que se detengan las obras por cuestiones políticas porque las autoridades van de paso.

Se necesita que alguien como el propio Eugenio Baeza, con esa visión y con ese capital para entrarle a los proyectos.

Un empresario tipo Carlos Slim que le entienda a los negocios y aporte el capital y que obtenga su respectiva plusvalía.

Dentro de los proyectos para el Centro se encontraba incluso la instalación de un casino, aunque en lo personal no me interesaba.

En la Asociación de Comerciantes del Centro, COCENTRO, somos 120 que representamos a casi 200 negocios.

Sin embargo en lo que abarca el Primer Cuadro de la Ciudad tenemos ubicados mil 500 establecimientos.

Nosotros tenemos 28 años como organización empresarial, buscamos el bien de nuestros agremiados y servir a la comunidad.

Nosotros estamos en acuerdo de que los maestros están en su derecho de manifestarse, pero es urgente el diálogo.

Si no les pagan a los maestros afectan a sus familias y también deja de haber derrama económica en la entidad.

Aunque tienen sus razones y las respetamos, es el comercio cercano a los edificios públicos el que sale más afectado.

Pero no sólo son maestros y comerciantes los que están afligidos, sino personas que quieren hacer trámites y encuentran bloqueos en las oficinas o los burócratas que no tienen acceso a sus oficinas.

También los padres de familia, los niños y toda la sociedad, nosotros les dimos la indicación a nuestros trabajadores que si requerían traer a sus niños lo hicieran.

Entre todos los cuidamos, pese a que no hay instalaciones para su estancia.

Lo crítico es que todo se haya derivado del no pago a maestros o al incumplimiento de los acuerdos.

Nosotros no podemos decirles a nuestros empleados que por el paro magisterial no les vamos a pagar sus sueldos.

Quiero agradecer a los maestros que nos vieron tan sensibles a la falta de clientes que ellos empezaron a realizar recorridos por los negocios.

Compraban nieves, aguas, refrescos y otros artículos que se venden en el día a día en algunos comercios.

Luego salió Vialidad pidiendo a la población que no viniera al Centro Histórico porque estaba todo cerrado.

Les decimos, “no nos ayuden compadres”, las personas de a píe pueden recorrer hasta los establecimientos más cercanos al conflicto.

Se puede llegar a cualquier lugar, creo que hay falta de sensibilidad porque somos fuentes de ingreso de cientos de familias si no es que de miles.

Las calles cerradas en parte son la Once, la Aldama, La Libertad y la Victoria en sus tramos más cercanos a los edificios de Gobierno.

Esta manifestación es grande y nos ha impactado el orden y organización que tienen los profesores.

Tenemos un magisterio excelente, sin hablar mal de otros lugares como Oaxaca.

En mi opinión, si no te están pagando debes salir a protestar, en ese sentido, Joan Sarroca los apoya totalmente.

Esperemos que ya se solucionen, al parecer se les quiere pagar y se puede pensar que vienen los arreglos.

El Centro de la Ciudad es la Columna Vertebral de Comercio de la Capital, por ejemplo en la calle Libertad fue la primera en que se instituyó el comercio formal.

Mucha gente converge por sus traslados en el transporte público y los que llegan a hacer sus compras.

Cada tarde se reúnen cientos de personas en la Plaza de Armas haciendo un ambiente de alegría.

Hay un canal en redes que lo transmite en tiempo real con más de 500 personas siguiendo la transmisión de la música y los bailes.

Sabemos que vivimos tiempos políticos también y que esto complica las cosas.

El Distrito Ángel de la Dirección de Seguridad Pública Municipal nos informó que en los tres primeros meses hubo aproximadamente 15 manifestaciones.

La gran mayoría son bloqueos de horas, nos causan molestias, pero se retiran muy pronto.

La Anécdota:

El 24 de marzo del 2010, a las 8 de la noche, en el estacionamiento se encontraba mi padre y algunos empleados.

El King Kong no se cierra pero si las oficinas cuando de pronto llegaron unos sujetos armados.

De acuerdo a lo que señalan los empleados, intentaron abordarlo por la fuerza a un vehículo pero como era un hombre muy fuerte no pudieron.

Entonces uno de ellos le disparó a quemarropa en el estómago y lo dejaron agonizando.

Cuando llegué porque me habló mi mamá, ya estaba mi papá cubierto con una cobija y sin signos vitales.

Éramos grandes amigos, me quitaron a mi padre pero también al mejor de mis maestros.

Mi mamá, mi hermana y yo conocíamos perfectamente el negocio, yo les recomiendo a todos los empresarios que involucren a su familia porque no se sabe cuándo se puede necesitar.

Tomamos las riendas de la empresa y no cerramos ni un día, al día siguiente ya estábamos laborando como él lo hubiera hecho.

Todo fue muy impactante y esos momentos que vivimos ojalá que no vuelvan a suceder porque llegamos a los secuestros y a las extorsiones.

Una de las cosas que se hicieron bien, porque no todas las cosas se hicieron mal en la Administración Gubernamental pasada, fue el combare a la inseguridad.

Cuando supieron los delincuentes que al ser capturados iban a pagar sus delitos con prisión vitalicia, empezaron a reducirse los casos violentos.

Contamos con policías capaces que se dedicaron a erradicar a las bandas delincuenciales que tanto daño nos hicieron.

Sin hacer a un lado que actualmente se está descomponiendo la situación y ojalá no regrese lo que vivimos en el 2008, 2009 y 2010.

Por nuestro sufrimiento puedo imaginar lo que vivieron los demás en aquellos años críticos.

Incluso nosotros que habíamos sufrido la pérdida de nuestro padre, empezamos a ver como se transformaba la situación de violencia en tranquilidad.

El Cuento:

Llegué a la Asociación de Comerciantes del Centro, COCENTRO, acompañando a mi padre a las reuniones de los socios.

Luego de su muerte ya no quería venir por los recuerdos que me traía estar en la agrupación.

En el año de 2011 Mario Gámez pidió que me invitaran y José Luis, entonces dirigente, llegó a mi negocio y me propuso seguir la participación familiar en la asociación.

Me pidió entrar al Consejo Directivo y estuve primer vocal, luego tesorero, ya con Santiago De las Casas fungí como vicepresidente.

Me eligieron presidente el 16 de junio de 2017 y no nos detendremos, nos reunimos los lunes por la mañana y hacemos otras actividades.

El propósito es que a pesar de las manifestaciones, los negocios sigan siendo opciones de compras para los ciudadanos.

Nuestros bloqueos son pacíficos y los cursos se aplican tanto a los dueños como a los colaboradores.

Tenemos estadísticas que de agosto a la fecha los índices delictivos han ido a la baja, quitado los focos rojos.

Ahora requerimos vigilancia adicional con el nuevo giro de negocios como bares y cafés en la zona centro.

Hemos tenido 12 nuevos socios para incrementar las membrecía, queremos sumar los que más se puedan de los mil 500 que tenemos como universo.

Comparte este artículo

Artículos relacionados