El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

*Encuestas no deciden elecciones: Héctor Baeza *Engañosas promesas de dar dinero sin trabajar *PRI sabe ganar procesos electorales *Fui diputado local con Corral

La Entrevista:

Por: Miguel Fierro Serna 12 Mayo 2018 07:50

El delegado de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas, CONAZA, Héctor Baeza Terrazas, opinó que las encuestas que dan como ganador a alguno de los candidatos presidenciales el primer domingo de julio próximo, suelen fallar y no siempre deciden el rumbo de las elecciones.

El excalde de Delicias en la administración 2001-2004, comentó que es totalmente falso que algún candidato pueda dar dinero a toda la población sin que tenga que trabajar, como se está ofertando por algunos contendientes durante sus campañas presidenciales de 2018.

Diputado local junto al ahora gobernador Javier Corral, en 1992-1995, Baeza Terrazas opinó que el Partido Revolucionario Institucional, PRI, sabe cómo ganar elecciones y que José Antonio Meade será el presidente de México el primero de julio próximo.

Compartió que fue dirigente del PRI en la tierra de los Vencedores del Desierto y presidente de la Junta Municipal de Aguas; delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en Aguas Calientes y Director de Desarrollo Social con el alcalde Jaime Ríos Velasco en su natal Delicias.

El político que ha ganado pero también perdido elecciones internas y procesos electorales, empezó la entrevista para tiempo.com.mx y puentelibre.mx así:

Mi nombre es Héctor Baeza Terrazas, hijo de Francisco Baeza Cisneros y Ofelia Terrazas Payán.

Mis padres formaron una familia en Delicias Chihuahua, mi madre era originaria de Valle de Rosario Chih., y mi padre de Colonia Armendáriz.

Esta comunidad está ubicada muy cerca de Ciudad Delicias rumbo al municipio de Saucillo.

Delicias fue creado en 1933 por acuerdo del H. Congreso del Estado, con territorios de Rosales, Meoqui y a Saucillo.

Es el municipio más pequeño del estado territorialmente hablando, pero pelea con Cuauhtémoc por ser la tercera economía de la entidad.

Fuimos una familia de siete hermanos, yo soy el quinto, nací después de Rodrigo que falleció recién nacido.

La mayor se llama Graciela, enseguida Francisco Andrés, después Sergio Alberto, luego José Reyes, por mucha gente conocido, y finalmente Leticia Ofelia.

El pasado mes de abril cumplí 27 años de casado con María De los Ángeles Gómez Castillo.

Mi esposa es originaria de Meoqui, nos casamos en 1991, para 1992 nació nuestra primera hija, Paulina, luego Aurora y finalmente Héctor.

Siempre hemos vivido en Delicias en el sector Norte, muy cercas del libramiento.

Estuve hasta quinto grado de primaria en una escuela particular, Benito Juárez, propiedad de una maestra jubilada, Adelina Olivas Viuda de Cazares.

Estaba ubicada a una cuadra de nuestra casa y todavía nos tocó asistir a clases en la mañana y en la tarde.

Luego por razones de trabajo de mi papá nos cambiamos a otra zona de Delicias y acabé la educación básica en la primaria Melchor Ocampo.

Para nosotros fue muy importante cambiar de escuela ya que ésta, era grande, tenía muchos alumnos, y hasta cancha de basquetbol.

Luego hice la secundaria en la Leyes de Reforma, que es una institución clásica en Delicias.

La prepa la hice en el CBTA, que impartía un bachillerato agropecuario y posteriormente ingresé a la Facultad de Ciencias Agrícolas de la UACh.

Terminé la carrera a los 21 años y de inmediato inicié la maestría en la misma Facultad de la Universidad en Desarrollo de Agronegocios.

Asimismo estuve laborando en la Sucursal Delicias del Banco de Crédito Rural del Norte, el BANRURAL.

En El ARIC de Lázaro Cárdenas que contaba con un Molino de Trigo conocí a un funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Hicimos buena amistad y me indicó que me iba a apoyar para entrar a los cursos de posgrado del BID en la Fundación Getulio Vargas en Brasil.

Era el año de 1983, todo se hacía por correo y para 1984 hice un diplomado en Administración de Proyectos Agrícolas en territorio carioca.

Tras regresar de Río de Janeiro en 1984, comencé a ver que el PRI había dejado de ser invencible y que ya había perdido posiciones en el país.

En 1985 el licenciado Fernando Baeza fue designado por el PRI candidato a diputado federal por el entonces VI Distrito.

Mi papá siempre fue agricultor, fue hijo de Reyes Baeza Morales, primo de Fernando Baeza Meléndez.

Coincidentemente en ese tiempo se presentaron oportunidades de incursionar en esa campaña política.

Para 1986 el PRI ganó la elección municipal de mi ciudad con Jaime Ríos Velazco y el edil me invitó a trabajar.

Me pidió que lo apoyara en la Dirección de Desarrollo Social y lo acompañé por tres años.

Al terminar me nombraron presidente del Comité Municipal del Partido Revolucionario Institucional en Delicias.

Para 1992 el Partido me postuló como candidato a diputado local por el entonces Distrito XVII.

Alcancé el triunfo y llegué al Congreso del Estado en la primera ocasión en que fuimos minoría priísta en el Congreso del Estado y Francisco Barrio era el gobernador.

Nuestro coordinador era el profesor Óscar Silva, de la Sección LXII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, SNTE, muy hábil en su trabajo.

Estaban como diputados Javier Corral, el actual gobernador, y Pedro César Acosta, entre otros destacados panistas.

En las legislaturas a veces los diputados nos damos hasta con la cubeta, pero al final, salvo excepciones, quedan buenas relaciones personales.

Se genera cierta fraternidad cuando se convive en el Parlamento, es algo que ocurrió no sólo en mi caso, sino en todas las legislaturas.

Ese Congreso nos dejó muchas lecciones éramos minoría tricolor y habíamos perdido el gobierno del estado.

Sin embargo a la siguiente, el PRI recuperó la mayoría en el Congreso con el liderazgo del licenciado Miguel Etzel Maldonado.

El triunfo de 1992 de Acción Nacional, bajó el nivel de rencores que había en Chihuahua entre amigos y hasta en el seno de las familias.

El triunfo panista despresurizó el ambiente político de aquella época…

Lo que sucedió en 2016 fue algo similar, creo que la gente tiende a darle la oportunidad a nuevas opciones cuando se cansa.

El país ha avanzado mucho en materia de democratización de los procesos electorales.

Como diputado participé activamente en la Comisión de Hacienda, entre otras acciones legislativas.

Competí en una elección interna con Rogelio Muñoz por la candidatura para alcalde de Delicias y perdí.

Luego me invitaron a ocupar la Presidencia de la Junta Municipal de Aguas y Saneamiento de Delicias.

Para 1998, triunfó Patricio Martínez, tres años después llegué a la candidatura tricolor y me tocó el privilegio de ser alcalde de Delicias.

En los años en que no he tenido participación política me dedico con todo a mi trabajo como agricultor que me heredó mi padre.

Siempre he tenido como meta que cuando me entregan una administración ya sea gubernamental o de una descentralizada bien administrada y eficiente, mi reto será mejorarla y entregarla mejor.

La elección interna para ser alcalde de mi tierra se la gané a Guillermo Márquez, tanto él como Rogelio Muñoz son de mis mejores amigos.

Para 2004 llegó Reyes Baeza a la gubernatura el 4 de octubre y hasta el 9 del mismo mes, coincidí con mi hermano como gobernador y yo como alcalde de Delicias.

Le entregué a Memo Márquez y me fui a sembrar hasta que en 2006 el PRI me invitó como candidato a diputado federal.

Perdí, en ese año Felipe Calderón ganó como había pasado hacía 6 años con Vicente Fox.

No es un cliché pero se aprende más de las derrotas que de las victorias, ha sido un honor ser candidato del PRI.

En 2010 el tricolor me volvió a proponer como candidato a alcalde de Delicias pero en esa ocasión perdí la elección.

Todas las derrotas duelen, quien diga lo contrario, miente, ganó Mario Mata del PAN.

Ya como político pienso que un alcalde debe tener como principios fundamentales el mantener los activos de la administración y mejorar los servicios públicos municipales.

Si después de darle mantenimiento a los activos que otros gobiernos han logrado, quedan recursos, deben aplicarse a obra pública.

Los gobiernos deben quitarse el papel de empleadores y aclarar que ninguna administración va a sacar de pobre a la gente como se promete en el actual proceso federal presidencial.

En el ámbito municipal las autoridades deben dejar de emplear y desemplear cada tres años.

Todos los servicios que brindan los Ayuntamientos con el pago del predial principalmente, deben estar a nivel de excelencia, si no lo hacen no están haciendo su trabajo.

Si llegan a brindar con eficiencia dichos servicios y queda dinero, pueden hacer la obra pública prioritaria.

A todos los alcaldes, del partido que sean, les gana la tentación de de dejar al menos una obra para que la población los recuerde.

Cuando fui alcalde de Delicias tuve la idea de asear y arreglar la ciudad en lugar de construir obras de relumbrón.

El apoyo social es fundamental, lo que no se vale es distribuir los recursos con fines electorales y fomentar el clientelismo.

Después de 2010, me retiré a mis negocios hasta que me un año después me invitaron a ser delegado de la comisión Nacional de la Zonas Áridas.

CONAZA en la actualidad no maneja ni un solo fierro, es decir, nada de maquinaria, su función es fomentar el desarrollo de los productores.

Se proveen recursos económicos a los habitantes de las entidades con zonas desérticas en el país para su desarrollo.

Y se trabaja en coordinación con los contratistas que ejecutan las obras.

La Delegación Regional Chihuahua de la CONAZA atiende además las entidades de Sinaloa y Durango.

Viajo mucho a las diferentes entidades y a Saltillo ya que es donde están las oficinas centrales de la dependencia.

Asimismo A la Ciudad de México donde están la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, SAGARPA.

Con los años el Gobierno Federal es cada vez más delgado, por ejemplo en CONAZA, sólo hay delegación, en Durango y Sinaloa, oficinas con representantes.

Adelgazar nóminas es un tema a tratar en todos los niveles gubernamentales.

¿Cómo observa el tema electoral?

Creo que existe mucha irritación social contra todos los partidos políticos.

Tengo la certeza de que el México que conocí cuando era estudiante universitario, al actual, es totalmente distinto.

Si bien existe la marginación y la pobreza, el país ha tenido crecimiento y desarrollo.

Soy producto de la educación pública y desde niño he visto como pasaron frente a mí las oportunidades.

Estoy seguro que México no está estancado, nuestro país ha evolucionado y ha crecido.

Las nuevas tecnologías como el internet y las redes sociales nos mantienen conectados con el resto del mundo.

Ya no dependemos sólo del petróleo como en el siglo pasado…

Por todo esto creo que el Partido Revolucionario Institucional siempre tendrá posibilidades reales de ganar elecciones.

El PRI ha sabido renovarse, revolucionar y reinventarse, así como aprender de sus errores.

Se ha levantado de dos derrotas presidenciales, ha logrado el pluripartidismo y la democracia con libertad de expresión.

¿Puede ganar el PRI la elección?

El partido siempre podrá ganar procesos electorales, es un instituto político con experiencia, con oficio y que sabe triunfar.

En Chihuahua vivimos la alternancia en paz, hemos sido ejemplo a nivel nacional y esa característica nos distingue.

En la actualidad podemos hablar y opinar sobre política de manera libre y sin que exista temor de que la sangre llegue al rio.

Sin llegar a la violencia verbal y mucho menos física, se puede hablar de política sin perder amistades.

En 2018 tendremos a José Antonio Meade como el nuevo presidente de México.

¿Qué opina de las encuestas?

Que son de quienes las pagan, que son manipulables y que no siempre se hacen con metodologías que reflejen la realidad.

En Chihuahua en 2016 se decía que iba a ganar Enrique Serrano del PRI y vimos que el resultado fue otro.

Creo que los gobiernos del futuro deben enfocarse en mejorar las condiciones de vida de los mexicanos.

El reto es que la gente cuente con oportunidades de desarrollo y de mejoramiento en su entorno social y familiar.

Estoy preparado para terminar mi función como delegado de la CONAZA y de mi cumplimiento aquí dependerán oportunidades futuras.

Soy hombre de fe y me gusta la autocritica, he ganado y he perdido elecciones tanto externas como internas.

Le deseo lo mejor al PRI y creo que tienen grandes posibilidades de ganar a nivel federal este 2018.

Comparte este artículo